Acordes de Guitarra » C »Canciones Populares » La palma (Tab)
  • Letra y Acordes
           RE                                          LA
    Aquí traigo un sentimiento que me agobia y que me mata,
                                                    RE
    de acordarme de esa ingrata que trató de abandonarme,
           LA           RE                              LA
    no quisiera ni acordarme. De esa ingrata y cruel mujer, 
                                                     RE
    que siendo yo su querencia, no me supo corresponder.
    
    
                                                     LA
    Y en el mar había una palma con las ramas hasta el suelo,
                                                     RE
    donde se van a llorar los que no encuentran consuelo,
           LA         RE                           LA
    !pobrecita de la palma!. Con el sol se amarchitó,
                                                     RE
    así se marchita mi alma, cuando tú le dices que no.
    
    
    
  • +
    ¡Colabora con nosotros!
    Envíanos tu versión de esta canción

Letra de La palma
Aquí traigo un sentimiento que me agobia y que me mata,
de acordarme de esa ingrata que trató de abandonarme,
no quisiera ni acordarme. De esa ingrata y cruel mujer,
que siendo yo su querencia, no me supo corresponder.
Y en el mar había una palma con las ramas hasta el suelo,
donde se van a llorar los que no encuentran consuelo,
!pobrecita de la palma!. Con el sol se amarchitó,
así se marchita mi alma, cuando tú le dices que no.
Yo le pregunté a la palma que si estaba en el florero,
pa' mandarle por correo hondos suspiros del alma,
!pobrecita de la palma!. Con el sol se amarchitó,
así se marchita mi alma, cuando tú le dices que no.
En el cielo había una palma con la ramas hasta arriba
donde se van a reír los que gozan de la vida
Yo le pregunté a la palma que si me iba yo a morir
y me contesto la ingrata tu siempre vas a vivir
!pobrecita de la palma!. Con el sol se amarchitó,
así se marchita mi alma, cuando tú le dices que no.
El viento le dijo al río riégame bien esa palma
pa'que cuando nos florezca pueda alegrarnos el alma
Desde lo alto de los cielos el buen San Pedro ordenó
Astro rey no la atribules, cuídala no te hagas güey
Pero el sol desobediente la quemó hasta las raíces
y aquí estoy sin aliciente ni planta que me cobije
!pobrecita de la palma!. Con el sol se amarchitó,
así se marchita mi alma, cuando tú le dices que no.



© LaCuerda.net · aviso legal · privacidad · contacto